De Casta le viene al galgo

Visitamos el circo de los hermanos Parada, donde varias generaciones comparten una misma pasión por el espectáculo. Una familia que siente el orgullo de representar a través de una quinta generación 150 años de dedicación al gran espectáculo del circo. Ellos llevan una pequeña muestra del mayor espectáculo del mundo, capaz de seguir ilusionando a los pequeños de nuestro tiempo, como hiciera durante generaciones con los niños y niñas de otros tiempos, que aún hoy mantienen viva en su memoria la expectante llegada del circo a su ciudad.